miércoles, 6 de mayo de 2009

Se llamaba Luis


Su autora es Marina Mayoral. Editorial Anaya

Interesante libro en el que la autora trata el desgarrador drama de la drogadicción desde un punto de vista muy particular: el de las personas que conocieron en vida a un drogadicto, Luis. La autora refleja el particular drama de la vida vacía de Luis recurriendo a la experiencia en primera persona de las personas que tuvieron un contacto directo con él como su madre, sus hermanos, sus hijos, la señora de la casa donde trabaja,... Esta técnica narrativa ayuda al lector a solidarizarse con los problemas que causa Luis en la vida de cada uno de los protagonistas.Marina Mayoral traza un universo de miserias que logran que el lector joven entienda en profundidad las consecuencias reales de la droga y el peligro de un coqueteo inconsciente con la misma. Destaca la maestría de la autora al dibujar con objetividad las terribles consecuencias de la adicción de Luis en la vida de sus semejantes como el rechazo social por su posible contagio del SIDA por parte de las enfermeras, la falta de oportunidades laborales para la madre, la tristeza y soledad de unos hijos con los que no puede convivir,...Un libro que logra concienciar de este problema social que está tan presente en la actualidad en las vidas diarias de nuestros jóvenes. Muy interesante para que los jóvenes lectores conozcan el peligro real de las drogas, puedan valorar sus consecuencias en sus futuras vidas y poder entablar con ellos un debate sobre la delgada línea entre un vicio y la drogadicción.